Nuevo mandato de Maduro provoca reacciones encontradas en la comunidad internacional 

0
189
(Xinhua/Presidencia de Venezuela) 

Caracas.- La comunidad internacional reaccionó de diversas maneras a la toma de posesión del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para su segundo mandato a partir del 10 de enero y hasta 2025.

Un número de países y organismos internacionales respaldaron y asistieron a la ceremonia de investidura de Maduro para el periodo constitucional 2019-2025 ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la cual se celebró este jueves.

El presidente boliviano, Evo Morales, enfatizó este miércoles que Venezuela “no está sola” y ratificó la “obligación” de defender la independencia y soberanía de los pueblos acompañando al “hermano presidente” Nicolás Maduro.

“Compartimos la misión histórica de defender a nuestros pueblos y los procesos revolucionarios, como lo hicieron Bolívar y Sucre”, afirmó el mandatario boliviano a su llegada a Caracas.

Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, expresó su solidaridad con Maduro y, en su cuenta de Twitter, había indicado previamente que “respaldar el legítimo derecho de la hermana nación a decidir su destino es defender la dignidad de todos. Nuestra América no puede volver a ser el patio trasero del imperio”, dijo en referencia a Estados Unidos.

El mismo jueves, la Organización de Estados Americanos (OEA) acordó no reconocer la legitimidad del régimen de Maduro y solicitó que se convoquen unas nuevas elecciones lo más pronto posible, las cuales deberían tener observación internacional.

Esta resolución fue presentada en Washington poco después de que Maduro jurara para un nuevo periodo, y fue respaldada por 19 países mientras del organismo interamericano, entre ellos 13 de los 14 integrantes del Grupo de Lima, Estados Unidos, República Dominicana, así como Bahamas, Barbados, Jamaica y Haití.

Sin embargo, México se apartó de esta decisión. En varias ocasiones, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, defendió el principio no injerencia ni intervención en los asuntos de otros Estados que ha caracterizado la política exterior de su país.

El viernes pasado, México también fue el único de los 14 países integrantes del Grupo de Lima que se abstuvo de respaldar su postura de no reconocer al Gobierno de Maduro.

John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, aseguró en su cuenta de Twitter que el Gobierno de EEUU “continuará incrementando su presión sobre el régimen corrupto, respaldando la Asamblea Nacional democrática, y exigiendo democracia y libertad en Venezuela”.

La Unión Europea (UE) también lamentó este jueves que se hiciera “caso omiso” al llamado que hicieron previamente a nuevas elecciones, dado que las celebradas en mayo no contaron con credibilidad ni la oposición tuvo garantías democráticas, según argumentó en un comunicado.

“Los resultados de las elecciones presidenciales celebradas el pasado mayo en Venezuela carecieron de credibilidad, ya que el proceso electoral no proporcionó las garantías necesarias para la celebración de elecciones integradoras y democráticas”, dijo este jueves la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

La reacción más fuerte la tuvo el Gobierno de Paraguay, que a través de su presidente, Mario Abdo Benítez, anunció la decisión de romper relaciones diplomáticas con Venezuela.

“Se ha dispuesto el cierre de nuestra Embajada y el inmediato retiro del personal diplomático paraguayo acreditado ante dicho país”, señaló el mandatario en declaraciones a periodistas.

Por otra parte, la Secretaría General de las Naciones Unidas recalcó que no es su tarea reconocer o no reconocer a jefes de Estado y que continuarán trabajando con Maduro durante su mandato.

El portavoz Stéphane Dujarric indicó en una conferencia de prensa celebrada el jueves que la ONU sigue de cerca la situación en Venezuela y, como principio general siempre han sido favorables al diálogo, especialmente el diálogo regional.

“Nosotros continuaremos trabajando con el Gobierno de Venezuela, notablemente en el marco de asistencia al desarrollo en alimentación, salud, seguridad y nutrición”, señaló Dujarric.

Además recordó que el secretario general de la ONU, António Guterres, ha solicitado en repetidas ocasiones “un diálogo político inclusivo” en Venezuela y ha respaldado todas las iniciativas en ese sentido.

Maduro juramentó este jueves para un nuevo periodo de gobierno que lo mantendrá en el cargo hasta 2025, en medio de una crisis económica y política dado que una parte de la comunidad internacional ha cuestionado la legitimidad de su triunfo en las elecciones del 20 de mayo de 2018, en las que obtuvo el 67,84 por ciento de los votos. (XINHUA)

 

Comenta aquí este artículo:

comentarios