CÁPSULAS SARAPERA

0
289

 

Rescataron a los rehenes

En esta ocasión te platico una historia que sucedió ya hace mucho tiempo en esta hermosa ciudad de Saltillo, cuando aún no era ciudad y todavía se llamaba la Villa de Santiago del Saltillo, historia que aconteció en el mes de octubre del ya lejano año de 1687.

En aqueños años, en las hermosas sierras que rodean este valle del Saltillo, este lugar aún era habitado por indios nomadas, quienes seguian en su lucha por expulsar a los invasores, y entre sus estrategias y acciones estaban las famososas indiadas, en las cuales llegaban tanto al Pueblo de San Esteban de la Nueva Tlaxcala como a la Villa, para robar, quemar, violar, secuestrar y asesinar a los habitantes de ambos poblados.

Era muy frecuente en aquella época, a pesar de que la Villa de Santiago del Saltillo tuviera de vida más de 100 años, que en los caminos que nos comunicaban con otras comunidades, sucedieran robos, asaltos, asesinatos y secuestros. El sendero que llevaba a Potrero de Patos no era la excepción, y ejemplo de ello fue el asesinato de Juan Padilla, de su hijo y el secuestro de su señora, quien llevaba por nombre Ana, pues fueron sorprendidos por los indios el día 6 de ese mes de octubre.

Durante casi una semana la viuda habia estado secuestrada por los indios, ya que fue hasta el día 12 cuando el Capitán Diego Ramón pudo dar con el paradero de la señora Ana. Realizando una investigación, logró seguir las huellas de los indios, y ese día, a las 5 de la mañana, tratando de sorprender a la banda de secuestradores entró de manera temeraria a Potrero de Patos, sin embargo, los habitantes de la Villa de Santiago del Saltillo fueron sorprendido por los indios, quienes acechados entre la maleza los recibieron a flechazos. Incluso Lucas García, expedisionario oriundo de lo que sería esta hermosa ciudad de Saltillo, le fue atravezado el corazón por una de esas flechas asesinas. Dicen que quienes fueron a rescatar a doña Ana, pudieron reaccionar rapidamente, logrando defenderse y matando a 12 indios; incluso le cortaron la cabeza al indio que con un flechazo mató a Lucas García.

Esta es una historia que bien podría ser de una película de acción, pero sucedió en esta hermosa ciudad de Saltillo, cuando aun no era ciudad y cuando una familia, fue atacada en un camino por unos indios, quienes dieron muerte al padre y al hijo, y la madre doña Ana fue secuestrada. Mujer Saltillense que fue rescatada por un grupo de hombres valientes que decidieron hacer frente a un grupo de indios que buscaban amedrentar a los habitantes tanto del Pueblo de San Esteban de la Nueva Tlaxcala como a los de la Villa de Santiago del Saltillo.

 

 

Comenta aquí este artículo:

comentarios