Invita IMSS a retomar hábitos sanos

0
248
Foto: Pixabay 

Desterrar la comida chatarra e incluir la práctica de deporte son acciones esenciales 

Una modificación en los hábitos de vida, entre los cuales destaca el consumo abundante de agua, alimentos saludables y la práctica de ejercicio, es la mejor opción para recuperarse de los excesos de diciembre que no solo deja kilos de más, sino también afectaciones al organismo.

El enfermero supervisor de salud pública en la delegación Coahuila, del Instituto Mexicano del Seguro Social, (IMSS), Jesús Armando Seca Rivas, sugiere aprovechar el inicio de año para emprender las modificaciones necesarias que permitan un organismo más sano y alejarse de las enfermedades.

El sedentarismo y la obesidad son factores fundamentales para el desarrollo de padecimientos graves como la diabetes, hipertensión y algunos tipos de cánceres, de ahí que el IMSS constantemente llama a sus derechohabientes a evitar el consumo de los productos que generan complicaciones en el cuerpo.

Lo ideal para una correcta alimentación, son las carnes bajas en grasa, como pescado pavo y pollo, las frutas y verduras, estas ayudarán a bajar los kilos que se aumentaron como resultado de los excesos decembrinos, sin necesidad de drásticas dietas que únicamente descompensan el organismo e incluso ponen en peligro la salud, explica.

Añade que no es necesario hacer tanto sacrificio; se puede iniciar con cambios sencillos como sustituir el refresco por agua, las frituras por fruta y las tortillas de harina por maíz. Y para quienes acostumbran salir de casa sin desayunar, pueden empezar por consumir algo ligero y cargar alguna fruta para la colación de la media mañana.

De igual forma, para comenzar a activarse no se requiere hacer tanto esfuerzo; lo recomendable es caminar entre 20 y 30 minutos, cuando menos tres días de la semana y de ser posible, aumentar la rutina de manera gradual cada mes.

Seca Rivas invita a los usuarios a acudir a los consultorios PrevenIMSS, ubicados en las unidades de Medicina Familiar, donde personal capacitado se encarga de hacer un registro de los datos de la persona que incluyen edad, estatura, peso corporal e Índice de Masa Corporal (IMC), para determinar el grado de sobrepeso u obesidad que se tiene y, de ser necesario, se deriva al servicio de Nutrición, en donde brindan asesoría sobre el tipo de alimentación que debe llevar no sólo para bajar de peso, sino para establecer un adecuado estilo de vida.

Lo más importante es que no se trate únicamente de una dieta, sino de una modificación total de hábitos que permita mantener sano el organismo y este se obtiene con acciones sencillas como desterrar alimentos “chatarra” como frituras, hot dogs, hamburguesas, tortas, tacos y bebidas azucaradas, puntualiza. (EL HERALDO)

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.