PLAY ACTION  

0
245

JOSÉ PABLO LADRÓN DE GUEVARA

 Los Patriotas de Siempre

Los Patriotas de Nueva Inglaterra han sido el equipo más constante de los últimos dieciséis años, lo cual se ha traducido en los cinco Super Bowls ganados durante ese periodo. Pasan los años y todo sigue igual, Tom Brady y Bill Belichick comandan equipos con pocos nombres reconocidos y logran hacer una máquina que funciona de manera casi perfecta en los juegos más importantes. En el 2018, tras un mes de septiembre “flojo” en el que terminaron con récord de 2-2, están en el segundo lugar de la conferencia americana tras ganar ocho de los últimos nueve juegos. Y si vemos su calendario restante, tres de los últimos cuatro juegos son contra rivales de división (no deberán tener problemas en ganarles) y uno en Pittsburgh, rival siempre complicado pero que Tom Brady sabe cómo vencer. Con un posible cierre de campaña invicto de Nueva Inglaterra, parece que se perfilan para ser los favoritos a llegar al Super Bowl.

Aunque en estos momentos los Jefes son el primer lugar de la conferencia americana y muchas personas los ven como el mejor equipo de la NFL, no sería sorpresivo que al final de la temporada le cedan esa posición a los Patriotas. Sus próximos tres siguientes juegos son contra rivales que están peleando por su lugar de playoffs y viven un gran momento (Ravens, Chargers y Seahawks), aunado a que perdieron el juego directo contra los Patriotas, por lo que un empate en el récord le daría ventaja a Nueva Inglaterra. Si Brady logra recibir los juegos de playoffs de local la ventaja sería considerable, ya que, sin contar a Ben Roethlisberger, los mariscales de los equipos que tienen medio pie en postemporada no cuentan con gran experiencia en esa clase de partidos. También hay que tener en cuenta que las tres derrotas que han tenido en el 2018 son en calidad de visitante, y de local en todos los partidos han anotado 24 puntos o más. Patriotas es muy poderoso en su casa.

Lo que ha ayudado a este equipo es el gran balance que tienen ofensivamente. Son el noveno mejor juego aéreo (273 yardas por juego) y el onceavo mejor ataque terrestre (121 yardas por juego). Esta última estadística ha ayudado mucho a Tom Brady a no tener que estar lanzando constantemente el balón para ganar partidos. Su mejor aliado ha sido el corredor novato Sony Michel, que en sus primeros juegos como profesional no tuvo grandes actuaciones, pero poco a poco obtuvo confianza y se volvió el corredor titular del equipo, superando los 15 acarreos en cinco juegos en la temporada. En los últimos años Bill Belichick había optado por no tener un claro número uno en la posición, elegía al corredor que vería más el campo dependiendo el rival de esa semana. Pero tras seleccionar a Michel en la primera ronda, se anticipaba que el fungiera como el caballo de batalla y ha dado dividendos. Él será pieza fundamental en la postemporada porque muchas veces el frío y viento afecta el juego aéreo, dejando al ataque terrestre como la mejor opción. Cabe recalcar que el otro corredor, James White, es también una de las armas favoritas pero por sus cualidades recibiendo el balón, siendo el jugador que más yardas aéreas tiene (659) del equipo.

El punto débil es la defensa, al permitir en varios juegos de la temporada más de 30 puntos. Aunque hay ocasiones donde es entendible que reciban esos puntos por la gran ofensiva que enfrentaron, como la de los Jefes, el dejar que Marcus Mariota y Blake Bortles les metieran 31 y 34 puntos, respectivamente, crea dudas sobre si estará preparada para enfrentar ataques de grandes mariscales durante los playoffs. Lo que más preocupa es su incapacidad de generar presión a los mariscales, al sumar 19 capturas en todo el año, la segunda menor cantidad en la NFL. Esto es alarmante porque, teniendo en cuenta que la mayoría del tiempo está adelante en el marcador y los equipos contrarios se ven obligados a estar lanzando, tienen más oportunidades para generar capturas que otros equipos. Del lado positivo están las 14 intercepciones que han generado, que los sitúa entre los mejores en ese renglón.

Una vez más los Patriotas llegarán a playoffs, descansando en la primera ronda y posiblemente recibiendo todos los juegos en casa. Aunque hay equipos con grandes cualidades en la conferencia americana que le pueden dar pelea a Brady y compañía, el factor experiencia juego del lado de Nueva Inglaterra, y en esos juegos es de suma importancia. Será importante para esta franquicia que el juego terrestre siga funcionando, dejando que el brazo de Brady no se canse y pueda estar al 100% para los juegos decisivos, en el camino para el sexto Súper Tazón de la dupla Brady-Belichick.

 

You may not know:

Si los Patriotas ganan el domingo en Miami llegarán a su décimo título de división consecutivo. Empatarían a los Bravos de Atlanta como la única franquicia que ha llegado a tal racha en la NFL, NBA, MLB o NHL.

 

Tus comentarios a: jpldg@hotmail.com        @leidron

 

 

Comenta aquí este artículo:

comentarios