PLAY ACTION

0
283

 JOSÉ PABLO LADRÓN DE GUEVARA

Situaciones opuestas en la NFL

En la NFL la diferencia entre empezar 2-0 y 0-2 es inmensa. Sólo el 11% de los equipos que iniciaron con dos derrotas consecutivas la temporada en los últimos años llegaron a playoffs, mientras que los invictos van a postemporada el 48% de las veces. Es por esto que los entrenadores ponen mucho énfasis en iniciar el año concentrados, ya que los resultados obtenidos condicionan en gran medida los 14 juegos restantes. En este momento hay siete equipos con récord perfecto y siete que han sido derrotados en dos ocasiones. Veremos en esta semana quiénes terminan su racha, para bien o para mal.

Los que más han despertado interés son los Jefes y Bucaneros, quienes han ganado sus dos primeros partidos con un accionar ofensivo impresionante. Los primeros promedian 40 puntos por encuentro y se han vuelto el equipo sensación por el gran desempeño de Patrick Mahomes, en su primer año al frente de la ofensiva. Su problemática es que tienen la defensa que más yardas permite por partido (508), lo cual hace insostenible su situación de invicto. A menos que puedan ajustar el lado defensivo, Kansas City irá a menos porque no siempre su ofensiva será capaz de meter 40 puntos. También hay que considerar que mientras más semanas pasen las semanas, se conocerán más las debilidades de Mahomes y los coordinadores defensivos intentarán exponerlas. Mientras que Tampa Bay es la más grande sorpresa, porque su mariscal titular se encuentra suspendido y el suplente, Ryan Fitzpatrick, ha hecho que la ofensiva sea una máquina de anotar puntos. La cuestión es que tienen la misma problemática que Kansas City en la defensa, y también se ha visto en los años de Fitzpatrick en la NFL que no es capaz de mantener un alto nivel por toda una temporada. Los Jefes reciben a San Francisco el domingo, en un partido que promete muchos puntos y es factible que continúen con su invicto. Por parte de Tampa, como locales enfrentarán a un equipo de Pittsburgh que está en modo de desesperación, por lo que será más difícil que mantengan su racha ganadora.

Los Tejanos de Houston son un equipo que, para muchos, debería ser contendiente en la conferencia americana, pero esa etiqueta poco a poco se va desvaneciendo porque cuentan con dos derrotas. La cuestión gira entorno a las expectativas que se generaron con el gran primer año que tuvo el mariscal Deshaun Watson, previo a su lesión. Pero se ha visto en estos dos juegos que se encuentra lejos de llegar a ese nivel que nos acostumbró, y eso se ha reflejado en el récord. En parte es porque los coordinadores defensivos tuvieron todo el verano para estudiar a Watson y diseñar estrategias para detenerlo. El domingo enfrentarán a los Gigantes, equipo que tampoco conoce la victoria. Prácticamente ese juego determinará quién puede irse despidiendo de cualquier posibilidad en el 2018 y quién mantiene vivas las esperanzas de pelear por llegar a playoffs.

Como ya se comentó, los Gigantes acumulan dos derrotas. Esta situación se debe en gran medida al pobre nivel mostrado por la línea ofensiva, que no deja a Eli Manning tener tiempo de encontrar a sus receptores ni le crea huecos a Saquon Barkley para que guíe a la ofensiva por la vía terrestre. Nueva York se perfilaba para ser un equipo revelación, pero ha decepcionado. Si quieren revertir su tendencia, tendrán que ser más eficientes en la zona roja, siendo actualmente el 4to peor equipo de puntos anotados por partido, con 14.

Seattle es otro equipo que tiene en la línea ofensiva su punto más débil. Lo que es sorprendente es que ya lleva años con esa deficiencia pero la directiva no ha encontrado los jugadores idóneos que puedan ayudar a Russell Wilson, el mariscal, a tener tiempo de desarrollar las jugadas desde su bolsa de protección. Para fortuna de los Halcones Marinos, Wilson tiene habilidad de escapar jugadas y es capaz de mantenerse sano los 16 juegos. Si no tuviera esas destrezas, este equipo sería de los peores en toda la NFL. Por la división tan complicada en la que están, con los Carneros y 49s, parece casi imposible que puedan aspirar a algo importante en el 2018.

Los Delfines y Broncos son otros equipos que no conocen la derrota, pero que no acaparan los reflectores porque no son tan brillantes en la ofensiva, siendo su punto fuerte el juego terrestre. Los de Florida muestran otra cara a comparación del año pasado, resultado de deshacerse de veteranos que contaminaban el vestuario, como Ndamunkong Suh. Ahora, bajo la guía de la dupla Adam Gase-Ryan Tannehill, hay esperanza que puedan estar peleando por un puesto de comodín. Mientras que en Denver, les ha ayudado el hecho que los dos primeros juegos fueron en casa. Históricamente en Septiembre son casi imbatibles de local porque los equipos que los visitan aún no cuentan con la capacidad física para soportar la altura. En su visita a Baltimore nos daremos cuenta del verdadero nivel del equipo.

Los equipos que lleguen a colocarse con récord 3-0 solidificarán sus esperanzas de poder jugar en enero, y aumentarán el ánimo de la afición y el vestuario. Mientras que las franquicias que liguen su tercera derrota al hilo, prácticamente sepultarán la temporada 2018 y tendrán que ir pensando en el próximo año, ya que reponerse de ese récord es casi imposible.

Lo que viene:

  • Los Cafés son el equipo con la peor suerte de la Liga. Podrían estar invictos en estos momentos. Lo bueno para ellos es que reciben el jueves a los Jets, partido en el que eliminarán sus maleficios y sumarán su primera victoria
  • Santos tiene récord de 1-1, pero su desempeño ha sido muy pobre. Visitan Atlanta el domingo, si siguen jugando por debajo de su potencial y pierden, los podría en una situación complicada en una de las divisiones más difíciles de la NFL.
  • Carson Wentz regresará a los emparrillados después de la lesión que no le permitió liderar a las Águilas en los playoffs. Enfrentará a su antiguo coordinador ofensivo, Frank Reich, quien conoce a la perfección sus puntos débiles. Será un muy interesante partido.
  • Los Cargadores visitarán a los Carneros en el clásico de Los Ángeles. Aunque el equipo de Sean McVay parece invencible, los visitantes pueden dar una sorpresa, en un partido que para Phillip Rivers y compañía representaría el posicionarse como candidatos en la conferencia americana.
  • La defensa Dallas tendrá la oportunidad de tomar ventaja de la peor línea ofensiva de la NFL, la de Seattle. En dado caso que lo hagan y regresen con la victoria, la pésima actuación que dio el equipo en Carolina irá quedando en el olvido y resurgirá la confianza dentro de la organización.

 

You may not know:

  • En la semana dos hubo 65 pases de anotación, cifra que empata a la semana 15 del 2015 como la de mayor cantidad en la historia de la NFL.

 

Tus comentarios en: jpldg@hotmail.com      @leidron

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.

Comenta aquí este artículo:

comentarios