NOMÁS UNA

0
339

El Grito

          Nomás una vez he visto lo que ocurrió el pasado fin de semana en la celebración del grito de independencia en nuestro estado. Este será el cuarto sexenio viendo, viviendo, y trabajando en esta gran profesión que es el periodismo, y por primera vez me sorprende lo que ocurrió el sábado pasado, y bueno ¿qué paso? Pues que se tuvo un festejo limpio, entretenido, diferente, en la plaza de armas. Ni las inclemencias climatológicas impidieron un lleno total en el festejo y la presentación de Pepe Aguilar, saldo blanco como lo reportó el alcalde Manolo Jiménez, sin incidencias, bien portados y en paz, así es como estamos en Saltillo, y en Coahuila, en paz, pero llama más la atención lo ocurrido al interior del palacio rosa, y es que aunque se esperaba una gran celebración, debido a que era el primer grito de independencia del Gobernador Riquelme, y en vísperas de su onomástico, una gran fiesta se auguraba, pero todo lo contrario ocurriría, no más de 200 invitados a la cena del grito de independencia, y que culminó alrededor de la media noche, donde se acostumbraba hasta 800 invitados en administraciones anteriores, con festejos y espectáculos privados, con cenas extravagantes y derroches hasta altas horas de la madrugada, pues ahí no aplica el horario de alcoholes.

En esta ocasión no fue así, y es de reconocer el buen manejo que esta teniendo en todos los aspectos el Gobernador Miguel Riquelme, que de seguir así, sin duda le espera una gran futuro a nuestro estado, a pesar de todas las adversidades que enfrenta, y enfrentará: la deuda, el cambio de poder federal, los rivales políticos, entre otros.

Hasta ahora Coahuila no se equivocó.

 

Los cambios

Los que nomás no llegan son los cambios en la administración estatal, precisamente del Gobernador Miguel Riquelme, y es que desde hace meses se especulaba que habría reacomodos en el gabinete y equipo estatal, situación que se ha alargado desde antes de la elección federal, donde se decía que pasando la elección vendría esos cambios.

Ahora se dice que después del grito, el grito ya pasó y aun no hay movimientos, aunque pareciera que la salida de Samuel Rodríguez como presidente de la junta de gobierno del Congreso del Estado podría ser un indicador de que ahora si vienen los cambios, aunque el ex diputado ha declarado que pidió licencia por motivos de salud, también se especulaba que iría a la Secretaría de Educación en lugar de Higinio González, o a la Coordinación de la Laguna, la cual sabemos esta reservada para alguien más, o a la Secretaría de Ayuntamiento de Saltillo, pero al momento no se ve por donde pueda ocurrir una de estas situaciones.

Lo que si es cierto es que, de que habrá cambios, los habrá, y vendrán desde la Secretaría de Inclusión y Desarrollo Social hasta las coordinaciones regionales e incluso, hasta en direcciones de suma importancia para la administración. Sin miedo, todo cambio es bueno y hay que saber enfrentarlo, aceptarlo y aprovecharlo. Animo mis amigos, y recuerden, si han jalado como debe ser no se van a ningún lado, tal vez los muevan de puesto o Dirección, pero no se van a su casa. Recuerden, jale mata grilla.

 

Guaruras

 

Lo que si tengo que criticar enérgicamente es la manera en la que se desempeñan algunos guardaespaldas de funcionarios estatales, y hablo en general de ellos aunque no he tenido ningún altercado cara a cara, pero sí circulando en la vía pública. No respetan a los automovilistas, y son varias las quejas y comentarios que he recibido ya, y que son similares a lo que, a mi en particular me han ocurrido. Si el jefe acelera y se adelanta, estos guarros les vale un cacahuate quien este enfrente o aun costado, avientan las camionetas sin miramiento alguno, y uno protegiendo a la familia tiene que frenar, volantear, darles el servil paso porque además no sabemos si son policías, guardaespaldas o integrantes del crimen organizado, pues las camionetotas esas dan miedo.

En serio, ahí tacha para quien es el responsable del manejo de todos estos cuerpos de seguridad que ya no son tan necesarios, pues vivimos en un estado muy seguro, y Saltillo es la segunda ciudad mas segura de México, así que no vendría mal un ahorrito en ese rubro de los guaruras prepotentes, o de perdido unas clasecitas de manejo y de trato al ciudadano, ¿no?

 

FACEBOOK Beto Morales

Twitter @betomorales_

beto_mol@hotmail.com

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.

Comenta aquí este artículo:

comentarios