Estado Mexicano: culpable de ecocidio en Cuatrociénegas; señala Valeria Souza

0
317



La destacada científica especializada en ecología evolutiva y microbiana, Valeria Souza Saldívar, acusó al Estado Mexicano de ser el gran culpable de la tragedia ecológica que vive actualmente el Valle de Cuatrociénegas, al implementar “leyes complicadas” que no permitieron proteger efectivamente el agua de las pozas que existen en ese lugar, y que en cambio, hicieron posible la extracción en gran volumen del vital líquido hasta prácticamente terminar con el 90 por ciento de los humedales existentes.

La especialista señaló lo anterior en rueda de prensa ofrecida este viernes previa al simposium denominado “Biodiversidad en Coahuila: Cuatrociénegas”, que tuvo lugar en instalaciones de la Infoteca Central de la Ciudad Universitaria de la UA de C, en Arteaga.

Valeria Souza dijo que fue en 2002 cuando junto con otros científicos se percató de la grave amenaza que se cernía sobre el Valle de Cuatrociénegas, lo que detonó los esfuerzos de diferentes organizaciones para la conservación de ese emblemático lugar de Coahuila.

Dijo que en el caso de la poza “El Churince”, la cual ha desaparecido en su totalidad, se hizo un gran esfuerzo por parte de un centenar de investigadores de diferentes universidades para crear un inventario o un instrumento que describiera de forma clara la magnitud de esta pérdida, y evitar que se continuara con la sobreexplotación del agua que aún hay disponible en el Valle de Cuatrociénegas.

“Desde 2002 nos dimos cuenta de que Cuatrociénegas estaba seriamente amenazada, empezamos a estudiarla realmente en 2000 con la NASA, porque es un modelo del planeta primitivo que resultó ser mucho más interesante de lo que nadie esperaba, y desde 2002 avisamos que el lugar se iba a morir, si no se tomaban medidas en el manejo del agua profunda, tanto pivotes centrales como los canales que están abiertos desde los sesentas y están drenando el humedal, que ya perdió el 90 por ciento de su superficie”, dijo la científica.

“La laguna que nosotros conocimos en 2000, desapareció en 2006, y de manera absolutamente definitiva en 2008, además de que el sitio llamado Los Vuelos o Laguna Intermedia, que estudiamos durante 18 años ahora tiene pasto en lugar de agua. Los peces murieron la mayoría de ellos en 2011, y luego fue decayendo de manera cada vez más abrupta. Probablemente las bacterias sobrevivan en el fondo de la montaña algunas de ellas, pero el ecocidio que ya ocurrió en El Churince es innegable”, agregó.

Aseguró que ni siquiera los instrumentos que instaló el Gobierno Federal para medir la magnitud del ecocidio, pueden ofrecer una idea del tamaño de este desastre.

“El problema es muy diverso, los usuarios del agua son muy diversos. No hay un solo culpable, el culpable ha sido el Estado Mexicano que permitió hacer estos canales en los años 60 y 70, que permitió con la extraordinariamente complicada Ley de Agua que no protegiera el agua disponible al decretarse el área protegida. Ahí se guardó la vida desde hace 600 millones de años, y ha seguido evolucionando solamente ahí, es un mundo perdido que sobrevivió a todas las grandes extinciones”, manifestó.

“Allí se encuentra la memoria genética de todos los eventos ambientales que sucedieron a lo largo de estos 600 millones de años. No es cualquier charquito, es el lugar más importante biológicamente en el mundo y nos toca hoy a los mexicanos rescatarlo y cuidar su increíble riqueza genética”, agregó Valeria Souza. (ÁNGEL AGUILAR)

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here