Alcohol, la droga más consumida a nivel mundial

0
201
Foto: Pixabay

El alcohol es una de las drogas legales que no está mal visto su consumo

El alcohol es una de las drogas más consumidas a nivel mundial, y en exceso, causa daños al sistema digestivo, cáncer de boca, esófago y estómago, hígado graso, e incluso, hasta la muerte.

Al respecto, Mónica Méndez Díaz, investigadora y académica de la Facultad de Medicina de la UNAM, dijo que alrededor del 80 por ciento de la población alguna vez ha probado el alcohol.

El problema es cuando esta droga se consume frecuentemente, todos los fines de semana, los demás días y de forma excesiva de seis a ocho copas. “Es así como empieza la adicción”.

El sitio web de UNAM Global señaló que de acuerdo con la académica universitaria, el individuo comienza a presentar ciertas características que se identifican fácilmente. Por ejemplo, es más tolerante al alcohol.

Y si antes con una copa la persona sentía una sensación muy agradable, con la adicción necesitará mayor cantidad de alcohol para llegar a ese efecto placentero. Querrá repetir la experiencia, pero el problema es que las siguientes veces no lo conseguirá y necesitará aumentar la dosis. Así empieza la dependencia.

El alcohólico se reconoce porque dedica mucho tiempo de su vida, en el día a día, a consumir la sustancia. Así, buscará desde temprano los lugares idóneos para obtenerla, como fiestas, reuniones, ceremonias, e incluso, en las tiendas o supermercados.

Otra de sus características es que el individuo deja de participar en la sociedad, y así pierde desde sus amistades hasta su pareja. Además, empieza a ser poco eficiente en su trabajo y está más preocupado por consumir el alcohol que por estar en casa con su familia y amigos.

Méndez Díaz apuntó que la característica más importante es que presenta el síndrome de abstinencia, es decir, si deja de consumir el alcohol siente un malestar general por la ausencia de la droga (dolores de cabeza, sudoración, náuseas, alucinaciones e incluso convulsiones).

“Lo interesante es que con una sola dosis la persona sale rápidamente de dicho estado, pero no la lleva a la sensación de placer, sólo la saca del malestar”.

El drogadicto jamás vuelve a sentir esa sensación placentera asociada al alcohol, y desafortunadamente es un proceso de aprendizaje muy fuerte. Así, cualquier señal o estímulo que recuerde el consumo de la sustancia, ya sea el olor, los amigos, la fiesta, harán que busque consumirla.

Con el alcohol, como muchas drogas de abuso, los dependientes suelen tener recaídas después de haberla dejado. “Una vez que el sujeto es adicto, lo es para toda la vida”.

En el caso de muchas personas, esta dependencia surge porque hay un problema de fondo, una enfermedad psiquiátrica o una situación no resuelta. Por ello, es necesario tratar la adicción con psicoterapia.

En la adolescencia

Acotó que a nivel mundial y en México los adolescentes son la población más vulnerable a las drogas y el alcohol. Esto es por una razón, se trata de una sustancia legal que no está mal vista consumirla.

La mayoría de las familias tienen una botella de alcohol en casa, ya sea rompope o tequila, por mencionar algunas. Asimismo, la cultura mexicana es muy dada a celebrar los eventos importantes con un brindis y esto facilita que los jóvenes no lo vean como algo negativo, sino que prácticamente es una invitación, concluyó. (UNAM GLOBAL)

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.