UTOPÍA

0
148

 EDUARDO IBARRA AGUIRRE

Magnificar los claros y ocultar los oscuros

El presidente Enrique Peña Nieto deja, según su rendición de cuentas básicamente ante los suyos y durante 90 minutos en Palacio Nacional, un México “con resultados tangibles y mejor del que recibí hace seis años”.

Esto es: “un país con importantes fortalezas: estabilidad económica, política y social; finanzas públicas sanas, con 78 por ciento más de contribuyentes que hace seis años y una deuda manejable y en tendencia decreciente; la inflación más baja para un sexenio desde hace casi 50 años; nuevos empleos formales, que crecen a un ritmo de 800 mil por año; un nuevo modelo energético, que nos permite recuperar nuestra condición de potencia en ese sector y liberar recursos públicos para fines sociales; la mayor inversión extranjera directa, por casi 192 mil millones de dólares e inversiones comprometidas por casi 200 mil millones de dólares”.

Más todavía: Los “menores porcentajes de pobreza y de carencias sociales desde que se tiene registro; un nuevo modelo educativo que se aplica en las aulas a partir de este ciclo escolar; proyectos de telecomunicaciones en marcha; el doble de la capacidad portuaria de la existente al inicio de este gobierno; una renovada red de carreteras y proyectos ferroviarios y aeroportuarios de gran escala”.

Con el brillante panorama presentado, Peña Nieto dibujó –apoyado en cinco videos y estimulado con 28 tandas de aplausos tres de ellos con la mayor parte de los exclusivos invitados de pie, así como el llanto de su esposa e hijas–, es una tarea imposible la de establecer la menor correspondencia con lo sucedido el primer domingo de julio, cuando 45.7 millones de electores no sufragaron por su candidato (José Antonio Meade), su partido (PRI) y la continuación de su proyecto “transformador” (Mover a México), como insistió en llamarlo, y por los que sólo sufragaron  9 millones 289 mil 853 ciudadanos o el 16.40%.

Es imposible establecer las correlaciones entre el México del que Enrique Peña presentó un balance sexenal y la percepción que tiene la absoluta mayoría de los electores. O bien el titular del Ejecutivo y el grupo gobernante viven divorciados y hasta confrontados con la realidad, o más del 80% por ciento de los que sufragaron están profundamente equivocados.

Como todo en la cosa pública, existen claroscuros, los llamados vasos medio llenos o medio vacíos. Peña Nieto puso toda la fuerza de sus verbos en los claros, los oscuros los ocultó o bien los endosó a los gobiernos locales, como al informar de la “disminución significativa”, la fragmentación de los consorcios del crimen organizado y culpar a los gobernadores y al Congreso del fracaso del grupo gobernante convertido ya en campeón indiscutible en homicidios.

Para el hijo predilecto de Atlacomulco y su poderoso grupo obligado a refugiarse en el búnker mexiquense –incluidos sus gigantescos y medianos negocios como los Cuerpos de Seguridad Auxiliares del Estado de México, que invadieron la capital del país para imponerse como mafia–, en el VI Informe no existe la extendida corrupción sexenal ni la impunidad.

Y las masacres de Tlatlaya (estado de México), Ayotzinapa (Guerrero) y Tanhuato (Michoacán); la Casa Blanca, Papeles de Panamá, Odebrecht y los grupos empresariales favoritos de Los Pinos; la invitación a Donald Trump, el Paso Exprés a Cuernavaca, las grandes obras inconclusas o canceladas, gobernadores mirrreyes (“nueva generación de líderes”, los llamó EPN) y periodistas asesinados como en ninguno otro país no existieron, son ciencia ficción.

Acuse de recibo

Una reacción desde el tejano Valle del Río Grande sobre El Legislativo, protagonista del cambio (31-VIII): “¡Arrasó Morena! Me da gusto porque sí: Es un honor estar con Obrador. Bertha Adriana”… Yolanda Cristina Massieu Trigo le recuerda que Mirada de jaguar: venturas y desventuras de la biodiversidad en América Latina, su más reciente volumen, será presentado en la Feria del Libro del Instituto Politécnico Nacional, en el Foro Einstein de Zacatenco, el viernes 7 a las 13 horas… Para leer en Forum: Le salen “prietitos” al TLCAN. ¿Es el acuerdo EU-México bueno o malo? (Luis Gutiérrez Poucel). ¡Por fin, un éxito! (Jorge Meléndez Preciado). El arte de la manipulación (Dolia Estévez). El lavadero de los Amigos de Fox (Pablo Cabañas Díaz). El pueblo conquistó su derecho a ser gobierno: López Obrador. “Señales contradictorias” de AMLO: Cárdenas. Igualdad para crecer es el camino: CEPAL (Genaro Rodríguez Navarrete). Despenalizar el aborto es viable hoy (Sonia Gerth). Regreso sin rencores y con la frente en alto: Gómez Urrutia (Andrea Becerril). NAICM: El gobierno oculta información. Todos somos expertos en aeropuertos (Miguel Valencia Mulkay). Mi versión: Nuestro 26 de julio de 1968 (Arturo Martínez Nateras). Periodistas: 217,438 y 34% subempleados (Rogelio Hernández). Un gobierno de exitosos fracasos; Proteccionismo contra “ocultismo” (Jesús Delgado Guerrero). La pequeña revolución energética (Víctor Rodríguez Padilla). El enlace:

http://www.forumenlinea.com/    forum@forumenlinea.com    @IbarraAguirreEd

No hay comentarios