E T

0
172

ARCELIA AYUP SILVETI

E T

Recibí un gran regalo. Me dijeron de inicio que era una invitación a comer por parte de la Escuela de Gastronomía de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Éramos solo cuatro invitados, Sandra López Chavarría, Raúl Guerrero Bustamante, José Antonio Vázquez Medina y una servidora. Los cuatro participamos en diferentes actividades en la Feria Universitaria de Hidalgo, hace días en Pachuca, Hidalgo.

Nos enseñaron sus magníficas instalaciones. Nos explicaron que viviríamos una experiencia tecnosensorial (ET), que nos vendarían los ojos y no podríamos hablar. Nos llevaron de la mano hasta una mesa. Nos sentaron y nos dieron un exquisito chocolate con menta.

Los cuatro vivimos lo mismo, pero hablaré en primera persona, porque nos provocaron diferentes sensaciones a cada uno. Sentí en el piso algo que se quebraba. Percibí un olor a musgo y naturaleza. Me quitaron la venda de los ojos y tuve una enorme pantalla con imágenes marinas, audio del origen de la vida, de los sentidos y de la naturaleza. El piso estaba lleno de hojas secas, musgo y ramas.

Pusieron frente a mi mesa una copa de vino blanco, y una entrada compuesta por una torre de tomate, hongo, queso provoleta, coronado por aceitunas negras y resguardado por una ceniza de cebolla. Cada tiempo tenía un determinado momento de ser retirado, sin importar si hubiésemos terminado.

El segundo tiempo fue un salmón con fideo japonés y una espuma de vainilla. El primer bocado fue un ajo frito, que me dio un sabor sumamente agradable y fuerte que se equilibró con el salmón y el resto de lo ofrecido. El postre estaba montado en una piedra, con espinaca bebé, musgo y chocolates en forma de hojas. Encima de todo, emulando un limón, cuya corteza era de chocolate amarillo, al centro, un mouse de limón y en el corazón una mezcla de pera y ralladura de limón.

Al final, nos pidieron nuestros comentarios. Una magnífica ET que sin duda me enlazó a la meditación de la alimentación. Felicidades a los alumnos y personal de dicha carrera y mi agradecimiento por haber sido bendecida por esos momentos.

biznagaas@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here