CINEMATÓGRAFO

0
96

 HÉCTOR TREJO S. 

Por fin dos cintas mexicanas de calidad: “Ana y Bruno” y “Tiempo compartido”

Luego de semanas navegando en un mar de incertidumbre con las comedias nacionales, por fin el regreso de Carlos Carrera a la pantalla grande con el estreno de “Ana y Bruno” trajo consigo una muy buena impresión, aunque también Sebastián Hofmann y su “Tiempo compartido” dejaron muy buen sabor de boca en el público cinéfilo. Se trata de dos cintas mexicanas, dirigidas a públicos diferentes pero con expectativas importantes en taquilla y también en la crítica especializada.

La primera (“Ana y Bruno”), esencialmente es la historia de una pequeña niña que se hace amiga de unos seres imaginarios, idealizados por los locos de un hospital psiquiátrico, con el fin de reunir a su familia. La historia transcurre en el México de los años cincuenta, en un pueblo llamado San Marcos, donde con lujo de detalle, vemos lugares, montañas y hasta calles representativas de aquellos momentos que nos permiten ubicar.

Es una animación de gran calidad, que tomando como referencia a su director, no evita que la mente retome el recuerdo de su cortometraje “El Héroe” (1994), ganador de la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Como el propio Carrera lo indica, la historia va dirigida a todo el público, aunque por obvias razones el público meta son los niños.

Es una buena opción para asistir con toda la familia y pasar un buen rato ante la pantalla grande.

La segunda cinta (“Tiempo compartido”) es una grandísima muestra del crecimiento histriónico de Luis Gerardo Méndez, quien interpreta a Pedro, un padre de familia que lleva a sus seres queridos a pasar unas vacaciones de ensueño, pero una familia se entromete en la feliz historia y transforma el entorno.

El enrarecimiento del ambiente narrativo que propicia el cineasta Sebastián Hofmann, le permite delinear una compleja comedia con tintes de cine negro, que dejarán en el espectador esa satisfacción que solamente se siente cuando acertamos al elegir un buen filme en el cine.

|Sólo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita.

Para dudas, comentarios o sugerencias escríbame al correo electrónico trejohector@gmail.com o sígame en mis redes sociales “CinematografoCeroCuatro” en Facebook y “Cinematgrafo04” (sin la “ó”) en Twitter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here