LA PUNTA DE LA MADEJA

0
293

 JULIÁN PARRA IBARRA 

El ‘coco’

Decían en mi rancho que a muchos nos gusta primero crear al ‘coco’, y luego nos asustamos con él. El asunto viene a colación porque en al menos ocho estados de la República, han estado circulando versiones sobre supuestas bandas de ‘robachicos’ que se llevan a los niños con fines de tráfico de órganos, lo que hasta el momento no ha sido comprobado –o más bien ha sido desmentido-, por autoridades de Chihuahua, Tamaulipas, Baja California Sur, Jalisco, Coahuila, Durango, Hidalgo y Colima.

Sin que exista una prueba que lo sustente, en cuanto aparece en redes sociales una alerta contra los supuestos ‘robachicos’, sin tratar siquiera de comprobar que la información sea cierta, real, muchos inmediatamente la están recompartiendo, y como una parte de sus contactos hacen exactamente lo mismo, la imagen se reproduce rápidamente y entonces pensamos: ‘Ah. Entonces sí es cierto, porque ya mucha gente lo está diciendo (publicando)’, sin reparar que hemos sido nosotros mismos los que alimentamos esa viralización de la información falsa, al recompartirla con una gran ligereza, lo que provoca una sicosis general.

Lo dicho, primero creamos al ‘coco’, y luego nos asustamos con él.

 

Ahí viene el lobo

En este, como en muchos otros temas más, tenemos que estar muy alertas de lo que se difunde a través de las redes sociales, sobre todo en temas tan sensibles como el robo de menores de edad, antes de alimentar la sicosis colectiva.

Es cierto que hay casos que son reales de menores que fueron raptados, en Nuevo León, en Chihuahua, pero ayudamos a propagar tanta información falsa, que corremos el riesgo de que, si se llegara a presentar un caso real, nadie voltee a verlo, creyendo que es una más de las mentiras que circulan en las redes.

Tenemos que ser más responsables de lo que publicamos, sobre todo lo que recompartimos si es información que no es comprobable. No ayudemos a propagar información falsa en un tema tan sensible. Lo que sí podemos -y debemos- hacer es evitar poner en riesgo real a nuestros niños.

 

Burócrata de la salud

Casi desde su inauguración, el nuevo Hospital General de Torreón ha enfrentado serios problemas por la carencia de insumos tan básicos como gasas, alcohol, vendas, ya no se diga de medicamentos y hasta unidades en el banco de sangre.

El problema, lejos de solucionarse, se advierte que se va a agudizar, porque recientemente ha sido designado como director Francisco Javier Dorantes, un médico que en los años recientes se ha convertido en un burócrata de la salud y que se ha dedicado a saltar de liana en liana con tal de seguir pegado al presupuesto.

Su anterior encargo público fue de responsable de la promoción de la Cultura del Agua en Simas Torreón ¿Y sabe usted que hizo durante cuatro años? Nada, como no sea cobrar religiosamente cada quincena…bueno, también hizo algunas otras ‘travesuras’ que luego le contaremos detalladamente, porque esas sí las sabe hacer muy bien. Pero su nombramiento como director del Hospital General, parece ser un craso error. Si no, al tiempo.

 

Curiosidad

Entre los habitantes de Ciudad Lerdo, hay una gran curiosidad por las cuentas que va a rendir la alcaldesa María Luisa González Achem en su Segundo Informe, porque las molestias cada día son mayores por las graves deficiencias con que el Municipio ofrece los servicios básicos a los ciudadanos.

Durante el pasado fin de semana en toda la zona del primer cuadro de la ciudad y en algunas colonias como Quintas Lerdo, El Edén, Villa Jardín, San Ramón, San Daniel, San Juan, Nueva Jerusalem, Loma Real, Castilagua, Fraccionamiento Primavera, y varias comunidades rurales, no salió una sola gota de agua, sin que se diera la menor explicación y apoyo del Municipio, y este es un problema recurrente que se da cada vez con mayor frecuencia.

¿Y qué se puede decir del servicio de limpieza? Lerdo está inundado, pero de basura porque no hay camiones suficientes para hacer el recorrido en todo el Municipio, y aunque la alcaldesa ante los medios ha dicho que ella no estaba informada, los trabajadores de limpieza documento en mano la desmintieron y comprobaron que desde el mes de mayo le notificaron las pésimas condiciones de las unidades.

¿Y el pavimento? ¿Y el alumbrado? ¿Y la seguridad? ¿Y los gastos superfluos con el remedo de banquetas que construyó innecesariamente? ¿Y la duplicación de la nomenclatura nadamás para tener en qué gastar y con ello justificar la falta de transparencia? No, si Lerdo es todo un caso, con una alcaldesa que ha realizado la mayor inversión…pero inmobiliaria. Pero como dijo la Nana Goya ‘esa es otra historia’ que luego platicaremos.

 

laotraplana@gmail.com

 

@JulianParraIba

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here