CAFÉ POLÍTICO

0
186

 RAMÓN BETANCOURT 

AHORA RESULTA…

Ahora resulta que la remodelación de la Calzada Colón no costará 15 millones de pesos, sino 35, aunque dice el titular de Obras Públicas, Tomás Galván que se rebasará esa cifra por lo que podría llegar a costar la friolera de 38 a 40 millones de pesos. La remodelación no tardará 6 meses, sino 12. Además no se realizará en 2 etapas, sino en 5 para terminarla. Por si fuese poco, no existen licitaciones públicas, sino “invitaciones restringidas”, por lo que se supone, se presta a favorecer a amigotes y cuatachos. ¿El diezmo pues? ¿La clásica comisión del ancestral 10% que se pide en todos los gobiernos panistas, priistas, perredistas y demás? Vamos, este escándalo de obra llamado ya el Colongate nació viciado de origen debido a que el proyecto está amañado, manoseado y adulterado por lo que día con día se suman voces críticas que piden –cuanto antes– al alcalde Jorge Zermeño que se transparente la remodelación de esta obra de marras.

 

TAMBIÉN LA CPUT

En cuanto a las críticas; ahora le tocó el turno a Eduardo Castañeda Martínez, Presidente de la Cámara de la Propiedad Urbana de Torreón (CPUT). Castañeda señaló que su Cámara se siente engañada por las autoridades ya que les habían informado que la remodelación sería en unos meses, y que el costo sería solo de 15 millones de pesos. En entrevista que le hizo el Siglo de Torreón, Eduardo señaló: “No están haciendo las cosas bien y no son dueños de la ciudad (…) ahora “nos sorprenden con un cambio total de la imagen de esta emblemática vialidad que de un camellón verde está ahora seco en su mayor parte (…) es un cambio que costará más del doble en la inversión de recursos públicos y también de tiempo”. El Presidente de la CPUT añadió: “No vemos que haya planeación de la obra y además no se consensuó nada, solamente nos lo platicaron (…) que nos explique (Tomás Galván) la causa por la que ‘se disparó’ el monto de la obra”. Castañeda Martínez confirmó que la Cámara de la Propiedad Urbana de Torreón está en contra de que se construya la “ciclovía ya que no sabemos cuál es la utilidad”.  Para rematar don Eduardo puntualizó: “Debe haber transparencia en una obra que cada vez tiene más cuestionamientos de la sociedad”. Y como dice el dicho popular: “Más mezcla maistro, o le remojo los adobes”.

 

OPACIDAD Y CONFUSIÓN

Por enésima ocasión la sociedad civil, líderes de opinión, ambientalistas, el Colegio de Arquitectos, y Cámaras y Organismos Empresariales (ipecos), están exigiendo al gobierno municipal que de una vez por todas sus colaboradores –que tienen responsabilidad en esta obra tan cuestionada–, arrojen luz (revelen y vislumbren el proyecto, si es que existe) ya que existe opacidad y confusión en una obra que en un principio se dijo que costaría 15 millones y hoy Tomás Galván sale con el cuento de que costará más de 35 millones de pesos. ¡Carajo, ya ni la burla perdonan!

 

SOLO 3 APOYAN A MARKO

En otro tema. El arribo del torreonense Marcel de Jesús Torres Cofiño a la dirigencia nacional del PAN, consigna varias lecturas que es necesario desplegar. Ok: 1) Marcelo será durante tres meses el político coahuilense mejor posicionado en el centro del país.2) Desafortunadamente su partido está seriamente dañado debido a que el “cerillo” Ricardo Anaya lo dejó tirado  en la lona. 3) Los más cercanos al fallido ex candidato presidencial Ricardo Anaya son Damián Zepeda, Marcelo Torres y Marko Cortés. 4) La auto imposición de Damián Zepeda como coordinador parlamentario en el Senado de la República, además de sentarse en un escaño pluri, vino a debilitar más al grupo de los anayistas al seno de Acción Nacional. 5) Tan es así que de los 12 gobernadores solo 3 apoyan a Marko Cortés (mozo de espadas y valet de Ricardo Anaya), mientras que los 9 restantes votarán por Héctor Larios y Rafael Moreno Valle, la fórmula disidente de los anayistas.       6) Esta fórmula podría acabar –es lo más seguro– con la continuidad de Ricardo Anaya en el poder y decisión de lo que queda de Acción Nacional como partido.

 

EL VORAZ DAMIÁN

7) Cabe destacar que la autoproclamación de Damián Zepeda como coordinador de los senadores panistas, fue la puntilla y descabelle ya que hizo polarizar aún más la inconformidad de los protestantes. 8) La asunción de Damián fue una pésima estrategia ya que de haber sido otro el coordinador parlamentario, no hubiese logrado unificar a la gran mayoría de los gobernadores en contra del proyecto de permanencia de Anaya Cortés. 

9) Es decir, Zepeda Vidales debió aguantar y no avorazarse. Dejar a cualquiera como coordinador parlamentario, le hubiese permitido al grupo del “cerillo” negociar el partido con gobernadores y pesos pesados de Acción Nacional. Vamos, le ganó la ambición y perdieron el partido. 10) Los gobernadores –además de miles de calderonistas– que seguramente le darán la puntilla a los anayistas son: el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca; Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval; Durango, José Rosas Aispuro; Querétaro, Francisco Domínguez Servién; Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; Yucatán, Mauricio Vila Dosal; Quintana Roo, Carlos Joaquín González; Puebla, Tony Gali; y Nayarit, Antonio Echavarría García. 11) Por cierto, tan mal le ha ido al CEN del PAN, que ahora MORENA (Ricardo Monreal, próximo Presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado) le canceló el arrendamiento de 11 pisos en la “Torre Azul”. Un inmueble que compraron los senadores panistas con dinero de sus asignaciones ordinarias como legisladores. La bancada panista rentaba este edificio en 9 millones de pesos al año. Es decir, en 750 mil pesos mensuales. Ahora se quedaron sin arrendatario. A ver quién se los renta.

 

MARCELO, DE LO POCO RESCATABLE

Así las cosas… Marcelo Torres será quien prepare y organice las elecciones para elegir dirigente nacional del PAN a finales de noviembre próximo. Si Ricardo Anaya Cortés hubiese ganado la elección presidencial, Marcelo estuviera en los cuernos de la luna. Una secretaría de estado o una dirección general sería su nuevo encargo dada su cercanía y lealtad al “cerillo” Anaya. Independientemente de que Ricardo Anaya Cortés hoy es el principal damnificado del PAN respecto a la elección pasada, eso no ha sido óbice para que a Marcelo se le reconozca como un político probo, leal, franco y constante. Ello habla bien de un acreditado político de la talla de Torres Cofiño que dicho sea de paso, es de lo poco rescatable del PAN en Torreón. Todo ello, sin duda, lo acreditará de cara a nuevos procesos electorales ya sea  para la alcaldía de Torreón, o como para la gubernatura de Coahuila. Al tiempo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here