ISSSTE Coahuila destaca en procedimientos cardíacos de alta complejidad

0
93

La Unidad de Hemodinamia del Hospital General del ISSSTE en Saltillo desarrolló una jornada de intervenciones para el tratamiento de oclusiones coronarias crónicas y rotablación, es decir, procedimientos arteriales de alta complejidad que elevan la esperanza de vida de los pacientes.

Rodolfo Gaona Rodríguez, jefe de Cardiología, explicó que existen casos en los que las arterias coronarias del paciente presentan obstrucciones que no logran tratarse con métodos convencionales y demandan mayor tecnología, además de que muchas de estas oclusiones traen consigo una especie de calcificación que complica aún más el funcionamiento del corazón.

“Usualmente cuando identificamos obstrucciones en las arterias trabajamos con métodos convencionales como pasar una guía, luego un balón y al final colocar una endoprótesis que se llama “stent”, sin embargo, tenemos casos de pacientes que cuando les hacemos el cateterismo las arterias están ocluidas por más de tres meses y ahí no podemos realizar el método convencional sino que necesitamos más tecnología”, detalló.

“Y también tenemos arterias que están muy calcificadas donde tenemos que meter guías muy especiales, se usa ultrasonido dentro de la arteria coronaria para medir el calibre de la arteria y finalmente se hace la rotablación con una especie de fresa – como la que utilizan los dentistas- que con ciento treinta mil revoluciones por minuto va deshaciendo el calcio que hay dentro de la arteria, para finalmente llegar a la colocación del stent”.

Las jornadas de tratamiento de oclusiones crónicas y rotablación son las primeras en su tipo desarrolladas en el ISSSTE Saltillo; a lo largo de dos días se intervino a 6 pacientes, de entre 58 y 70 años de edad.

“Se trata de algo sumamente importante porque muchos de estos pacientes ya eran candidatos a cirugía de corazón abierto y con estas técnicas se elimina la cirugía y se recurre a procedimientos de mínima invasión con la posibilidad de reintegrarse a sus actividades al paso de siete días; además de que al destapar sus arterias eliminan el dolor, esa falta de aire y su esperanza de vida aumenta notablemente”.

Con el respaldo del médico Marco Alcántara, especialista en dispositivos avanzados del “Centro Médico Nacional 20 de noviembre”, los cardiólogos intervencionistas Rodolfo Gaona Rodríguez, Leonel Olivas Salazar y Ulises López Peña tuvieron a su cargo el desarrollo de los procedimientos en los seis pacientes cuyo estado se salud se reporta estable.De esta forma, la Unidad de Hemodinamia del Hospital General del ISSSTE en Saltillo se mantiene a la vanguardia en la atención a padecimientos cardiacos, la principal causa de muerte en México. (EL HERALDO)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here