Inicio EL MUNDO Melania Trump quiere dejar huella

Melania Trump quiere dejar huella

0
150

La primera dama estadounidense, Melania Trump, el 19/06/2018 en Washington, Estados Unidos. Melania pudo haber influido en la decisión de su marido y presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de dar marcha atrás en la política de separación de familias de migrantes ilegales en la frontera sur del país. (Vinculado al texto de dpa "Primera dama influyó en decisión de Trump sobre separación familias" del 21/06/2018) Foto: Chris Kleponis/Zuma Press/dpa +++ dpa-fotografia +++

Foto: Flickr White House

CIUDAD DE MÉXICO. En Estados Unidos es tradición que la primera dama lidere una gran iniciativa durante su paso por la Casa Blanca. Melania Trump se apegó a esa costumbre y lanzó Be Best, pero tuvo un comienzo atropellado debido a las críticas y comparaciones con la iniciativa Be Better de su antecesora, Michelle Obama, informó Excelsior.

¿Pero, de qué se trata este proyecto? De acuerdo con el portal del gobierno estadunidense, el objetivo es educar a los niños sobre los numerosos problemas y riesgos que enfrentan, como el abuso de los opioides y el acoso en la red.

Durante la presentación de su agenda, Melania destacó que “como madre y primera dama me preocupa que, en el mundo acelerado e interconectado en el que vivimos, los niños puedan estar menos preparados para expresar o controlar sus emociones, y que, a menudo, recurran a comportamientos destructivos, como la intimidación, la adicción e incluso el suicidio”.

A LA SOMBRE DE DONALD TRUMP

El tema del cuidado de los niños en la red toca de cerca a la familia Trump luego de que el hijo menor del mandatario, Barron, fuera objeto de burlas por parte de algunos internautas desde que Trump llegó a la Presidencia de EU.

Incluso el actor Peter Fonda, un férreo crítico de la política migratoria de “cero tolerancia” del gobierno republicano, tuvo que ofrecer disculpas luego de comentar en Twitter que “Barron Trump debería ser arrancado de los brazos de su madre y puesto en una caja con pedófilos”.

Pero en el tema de las ofensas vía Twitter Donald Trump es especialista, ya que ha hecho de su cuenta un arma para atacar o insultar a sus detractores, incluso en junio de 2017 se refirió a una periodista que lo había criticado como “la loca Mika (Brzezinski), con un débil IQ (coeficiente intelectual)”.

Trump no hace distinciones al momento de expresarse contra un diario que no lo favorezca, los demócratas que lo critican o algún gobernante que no piense como él, llegando a poner sobrenombres como el del Hombre Cohete para referirse al líder norcoreano, Kim Jong-Un.

Medios como la cadena NPR aseguran que no está claro qué implicará la iniciativa, mientras que la revista The New Yorker cuestionó que si el material que se utilizaría en el proyecto sería un plagio de la administración anterior.

De forma ruda la autora del texto, Katy Waldman, aseguró que la primera dama tenía “la espeluznante opacidad de una muñeca o un robot” mientras presentaba su agenda oficial en la Casa Blanca, el pasado 8 de mayo.

ARRANQUE LENTO

Otro de los señalamientos que hacen a la campaña de Melania tiene que ver con el lento arranque y, de acuerdo con NPR, en el primer mes de la campaña Vamos a Movernos, Michelle Obama ya había visitado varias escuelas y organizaciones juveniles.

El 14 de mayo, casi una semana después de que se anunciara Be Best, la Casa Blanca informó que la esposa del Presidente se sometió a un procedimiento para tratar lo que se describió como una afección renal benigna, lo que retrasó el inicio del proyecto.

Casi dos meses después del anuncio de su padecimiento, la primera dama visitó un hospital para niños en Nashville, Tennessee.

Pero Melania no deja de estar en el ojo del huracán. Previo a su viaje a la ciudad del country, la primera dama realizó una sorpresiva visita a un albergue de niños migrantes en la frontera con México, pero su vestuario dejó a muchos boquiabiertos, ya que portó una chamarra con el mensaje: “Realmente no me importa, ¿a ti?”. Su vocera, Stephanie Grisham, dijo que “no había un mensaje oculto”.

“Estoy aquí para saber de esta instalación, en la que sé que hay niños alojados a largo plazo. Y también me gustaría saber cómo puedo ayudar a estos niños a reunirse con sus familias lo más rápido posible”, indicó Melania, que en días previos dijo detestava ver a los niños separados de sus padres indocumentados.

Según reportes de prensa, tanto la primera dama como la hija de Trump, Ivanka, hablaron del tema y le sugirieron al Presidente que hiciera lo que puediera para unir a las familias.

¿COINCIDENCIA O PLAGIO?

El 19 de julio de 2016 Melania se dirigió a la Convención Nacional Republicana para hablar de su esposo, el entonces aspirante a la Presidencia de EU. Los ojos estaban puestos en ella, cuando se descubrió que partes del discurso que pronunció en el evento eran un plagio del que Michelle Obama dictó en la Convención Nacional Demócrata en 2008. Luego, Meredith McIver, coautora de la alocución, confesó el plagio.

Tras la presentación de la agenda de la actual primera dama, el recuerdo del discurso plagiado se hizo presente.

Justo después de la presentación de Be Best, la vocera de Melania criticó a los medios por centrarse en las similitudes entre las propuestas en lugar de la campaña para promover el bienestar de los niños. A pesar de ello, las dudas están en el aire. (EXCELSIOR)

Author Details
×
Latest Posts

No hay comentarios