DE BUENA FUENTE

0
210

 ULISES SALAS

¿Tambores de guerra?

La intempestiva salida de Norberto Ontiveros Leza, de la Subprocuraduría ministerial en la Fiscalía General de Coahuila,  fue interpretada por analistas políticos comarcanos como una muestra de lo que está por venir.

Así es que los que tengan oídos, que oigan, los que tengan ojos, que vean, y los que tengan barbas, que las pongan a remojar, pues Norberto no era cualquier funcionario.

Ontiveros Leza, puede que sea la primera de varias personalidades apoyadas en parentescos políticos con ex gobernadores coahuilenses, a las que amablemente les den las gracias por sus estimables servicios.

La lista es amplia, pero al parecer los cambios no corren prisa, ya que se analizan y consensan para realizarlos en el mejor momento y sin causar ruidos innecesarios.

Entre la clase política sarapera, advierten que inevitablemente la salida de Norberto, va a causar una reacción desde la capital de los temblores.

¿Qué le dijo el ganso a la gansa? ¡Ven, ganza!

 

Dos rayitas…

La Infoteca de la Universidad Autónoma de Coahuila en Torreón, será sede este jueves de la hoguera de vanidades, protagonizada por el Senador Armando Guadiana Tijerina y el súper coordinador federal, Reyes Flores Hurtado.

Y es que desde el triunfo presidencial de Andrés Manuel López Obrador,  ambas personalidades representativas de Morena, parecen caminar en las nubes, sobre algodones, y hasta levitan, como “Supersaiyajin” en Dragón Ball Z.

No está de más que Guadiana y Reyes le bajen dos rayitas a su egolatría, y sepan que sus posiciones se las deben al triunfo de López Obrador, pues de otra manera suena inexplicable que Armando hace un año, perdiera la gubernatura.

Los Foros de Consulta que se llevaran a cabo tratan sobre la Construcción de la Paz, y la Reconciliación Nacional, aunque Reyes y Guadiana, son claros ejemplos de lo contrario.

¿Quieres conocer a un hombre?  Dale poder.

 

Estética Jerris

El ex candidato del PRD a la alcaldía monclovense, Gerardo García, no solo es buen gasero y corredor de bienes y raíces, también resultó buen peluquero y estilista.

Al menos eso es lo que presume el también llamado “gallito feliz”, que asegura le hizo el pelo a los del PRI, pues les bajo una lana para financiar su campaña, y luego les quito cientos de votantes para llevarlos al Sol Azteca.

Gerardo dice que el PRI confió en su palabra, pero al final decidió quitarles simpatizantes y “despelucarlos”, con un buen recurso.

-Si ya me conocen, para que me invitan, sentencia socarronamente el también ex alcalde panista.

Genio y figura…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here