AMABILIDAD Y TERSURA

0
300

TERESA GURZA

Mientras el país está alegre y aparentemente en calma y todo es tersura y amabilidad hacía el próximo presidente, que tiene de su lado hasta a Trump que le mandará este viernes a sus representantes y lo felicitó antes que Peña Nieto recordándole que auguró su triunfo hace tiempo (sería bueno nos informaran tiempo, lugar y circunstancias) el mundo sigue su marcha; y el Internet también.

Y entre los correos que me han llegado, está uno de Blesmundo que recomienda consumir determinadas frutas y verduras, por sus magníficos resultados en el funcionamiento de aquellos órganos de nuestro cuerpo a los que se asemejan.

Así comer nueces, muy parecidas al cerebro, es buenísimo para el potenciar las funciones cerebrales y la memoria.

La vitamina E de las almendras, ayuda a reducir la degeneración macular de los ojos, asociada a la vejez; y por su contenido de vitamina A, la zanahoria es excelente para que la retina funcione sin problemas.

Las hojas del cilantro, proporcionan a los folículos pilosos del cabello los nutrientes que necesitan para mantener sano, el cuero cabelludo.

Los folatos y el potasio del plátano, ayudan a estimular un sustrato que combate la depresión; por lo que ayuda a tener lindas sonrisas.

El apio, es especial para la salud y fortaleza de los huesos; especialmente los de la columna y los largos como el fémur, porque les proporcionan el sodio que necesitan.

Y la vitamina D que contienen los hongos, es benéfica para el conjunto del sistema óseo; y sobre todo para los tres pequeños huesitos del oído, que trasmiten los sonidos al cerebro.

El ajo es lo mejor para el corazón y el sistema sanguíneo; y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

El licopeno de los jitomates, combate el llamado colesterol malo, los triglicéridos en la sangre y evita los accidentes cerebro vasculares.

Los racimos de uvas se parecen a los alveolos de nuestros pulmones y una dieta rica en ellas, es indispensable para prevenir el cáncer pulmonar, el enfisema, el EPOC y otros padecimientos relacionados.

Las manzanas, ayudan a la salud en general; pero por su contenido en fibra y fitoquímicos, son especialmente saludables para los pechos; y previenen el cáncer de mama.

También buenísimas para prevenir y combatir este cáncer, son las deliciosas granadas rojas.

La pectina es uno de los compuestos clave de las peras y ayuda al hígado en la digestión de las grasas y el colesterol.

El camote se relaciona con el aumento de la función pancreática y se ha demostrado que su consumo habitual, reduce el cáncer de páncreas hasta en un cincuenta por ciento.

El jengibre es muy eficaz contra los dolores y molestias del estómago; y en general, para el sistema digestivo.

Los frijoles ayudan a la función de los riñones y a su tratamiento cuando enferman; y son el complemento perfecto, de una dieta equilibrada.

Las grasas y vitaminas de las aceitunas, son muy buenas para la prevención del cáncer de ovarios.

El aguacate con su forma de útero y cuello uterino, es un alimento ideal para la fertilidad.

Lo son también, los higos; ya desde los griegos se conocía la relación entre su consumo y la capacidad de engendrar; lo que se debe a su alto contenido de hierro, que ayuda a la salud de los óvulos y la ovulación y al incremento del número y la fuerza de los espermatozoides.

Las decenas de capas de la cebolla contienen fibra y ácido fólico y entre sus muchas propiedades destaca la producción de células nuevas y saludables.

Las papas son esenciales para el cutis; la aplicación de una pasta de papa sobre la cara, hace maravillas; y ahora recuerdo que, en mi juventud, nos poníamos una rebanada sobre los párpados antes de las fiestas, para descansar los ojos y darles una radiante mirada.

Y la avena es usada en dermatología, para aliviar los eczemas y la piel seca.

Los alimentos de color blanco, como el coco, son excelentes para las personas vegetarianas.

La figura de un ginseng, se parece al cuerpo humano; y se dice que fortalece todo el organismo y cura todas las enfermedades, además de que energiza y agudiza las mentes de quienes lo consumen regularmente.

El brócoli tiene apariencia de una célula cancerosa; pero aquí las cosas son al revés, porque su consumo previene toda clase de cánceres y los especialistas indican que una porción semanal, es suficiente para reducir en un cuarenta y cinco por ciento, la posibilidad de cáncer de próstata.

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here