EXPECTATIVAS

0
34

ARCELIA AYUP SILVETI

EXPECTATIVAS

Dolor, miedo, soledad, incomprensión, desesperanza o tristeza profunda son algunos de los sentimientos que acompañan a las personas que conciben o perpetúan el suicidio. Cuando conocemos casos, nos sorprende que se acerquen a esa idea, en especial si desde nuestro concepto, dicha persona posee solo elementos positivos.

Es probable que el imaginario colectivo cuando vea a una persona exitosa, lo asocie a una vida sin problemas. Puede concebir a un ser humano galardonado, con propiedades, líder de opinión, presente en medios masivos y con una familia perfecta y feliz.

El reconocido chef norteamericano, Antthony Bourdian, decidió suicidarse a los sesenta y un años de edad. Su madre, su novia, su hija y sus amigos lo adoran: Poseía reconocimiento internacional, un célebre programa de televisión en CNN, entrañables amigos y el pasaporte lleno de sellos. Escribió una serie de libros y numerosos artículos que incrementaron su fama: una vida envidiable, vista desde fuera.

Bourdian fue un aguerrido defensor del arte culinario mexicano y de nuestros compatriotas. Un hombre que obtuvo todos los premios que la industria gastronómica ofrece para su ramo. Se caracterizó por exigir mejores condiciones para los trabajadores de restaurantes y banquetes y por reconocer la gastronomía de lugares

recónditos. Sus allegados lloran y piden por él. También hacen campaña a su manera en contra del suicidio. Me resulta imposible imaginar la tristeza de su madre, de su hija y demás allegados.

El tema del suicidio se torna delicado al mismo tiempo en México, en especial en Coahuila. No es posible hablar de un sesgo de edad, intelectual o social a quienes pueda afectar esta idea o acto. Tampoco está relacionado con el talento o la ausencia de éste. Ningún problema, deuda o sentimiento es para siempre. Somos dueños de nuestra propia vida y solo de nosotros depende hacerla bella. Las expectativas que tenemos de otros existen solo en nuestra mente. Celebro el interés de la comunidad interesada en este serio asunto. Te invito a sumar esfuerzos, a pensar qué aportar al respecto.

biznagaas@hotmail.com