Cuñado de Felipe VI tiene cinco días para entrar en prisión 

0
41
Foto: DPA

Palma, España.- La Justicia española dio este miércoles cinco días a Iñaki Urdangarin, cuñado del rey español Felipe VI, para entrar en prisión tras ser condenado en firme por corrupción, coincidieron en informar varios medios españoles.

El marido de la infanta Cristina fue condenado el martes por el Tribunal Supremo español a cinco años y diez meses de prisión por malversación, prevaricación y fraude, en otros delitos, por el escándalo de corrupción que a partir de 2010 puso en jaque a la monarquía española.

El ex deportista acudió este miércoles a la Audiencia Provincial de Palma, el tribunal que lo juzgó, entre gran expectación mediática y un importante dispositivo de seguridad para recoger la orden de ingreso en prisión. Minutos después salía de la sede judicial y se introducía en un vehículo.

Voló a la isla española de Mallorca desde Ginebra (Suiza), ciudad donde reside desde 2013 con su esposa y sus cuatro hijos.

La familia se mudó allí para tratar de evitar la presión mediática tras el estallido del llamado “caso Nóos”, un escándalo de corrupción que lastró a partir de 2010 la imagen de la monarquía española, entonces con Juan Carlos I a la cabeza.

Un año y cuatro meses después de ser condenado a seis años y tres meses de cárcel por prevaricación, fraude y malversación, entre otros delitos, el Tribunal Supremo rebajó en cinco meses esa pena en su sentencia firme, conocida este miércoles.

Pese a la rebaja, previsiblemente Urdangarin se convertirá en los próximos días en el primer familiar del rey que entra en prisión. Para evitarlo, podría recurrir ante el Tribunal Constitucional y pedir a la Justicia que se paralice la ejecución de la sentencia.

Según la sentencia del Supremo, “está acreditado” que Urdangarin, gracias a “la situación de privilegio que disfrutaba como consecuencia de su matrimonio con una hija de quien era entonces jefe del Estado, consiguió mover la voluntad” de dirigentes públicos para sus negocios en el Instituto Nóos, una entidad ligada al deporte a través de la cual desvió fondos públicos.

Cuatro años después de que explotara el escándalo, el rey Juan Carlos I abdicó en su hijo Felipe. Con la llegada al trono del nuevo monarca, la infanta Cristina y su hermana Elena quedaron fuera del núcleo de la familia real.

Uno de los momentos más delicados para Urdangarin y la infanta Cristina fue cuando ambos tuvieron que sentarse en el banquillo de los acusados en 2016 en un juicio que acaparó la atención de medios de todo el mundo. La hermana de Felipe VI, acusada de dos delitos fiscales, fue absuelta por el tribunal de Palma. (DPA)