Canaliza IEC casos de seguridad para candidatos

0
62

 

Tras el deceso del candidato a diputado federal, Fernando Purón, el secretario ejecutivo del Instituto Electoral de Coahuila, Francisco Javier Torres Rodríguez, aseguró que el organismo está en la mejor disposición de apoyar a los actuales candidatos en pro de su seguridad.

“Es muy lamentable que sucedan este tipo de situaciones. En el caso del Instituto Electoral de Coahuila, precisamente como una institución, tenemos que seguir trabajando con la finalidad de que el próximo primero de julio, todas las casillas estén instaladas y que los ciudadanos puedan salir a votar tranquilamente”, comentó en entrevista con El Heraldo.

En palabras del funcionario, se ha recibido únicamente una solicitud de apoyo para seguridad, esto en el municipio de Francisco I. Madero, por Jonathan Avalos Rodríguez, candidato a la alcaldía por la coalición Juntos Haremos Historia

“En materia de seguridad lo que nos compete es recibir solicitudes de candidatos o candidatas que quieras recibir alguna protección, como ya lo hemos hecho en el caso de Francisco I, Madero. Somos un conducto, un canal, y hacemos llegar esto a las instancias correspondientes”, precisó.

Con respecto al hecho de que el asesinato del priísta y ex alcalde de Piedras Negras, se dio a las afueras de un debate electoral, Torres remarcó que dicho ejercicio y la seguridad del mismo no fue gestionado por el Instituto Electoral.

“El año pasado que nosotros organizamos los debates a la gubernatura, solicitamos la seguridad correspondiente a las fuerzas de seguridad estatales. Como ya se ha repetido mucho, este era un debate a la candidatura por la diputación federal del Distrito 1, y eso es competencia eminentemente del Instituto Nacional Electoral. Yo no sé la verdad qué tramites hayan hecho o no al respecto”, comentó.

El secretario invitó a los candidatos a continuar con sus ejercicios de campaña y a acercarse al Instituto para denunciar algún tipo de anomalía en torno a su seguridad.

“Nosotros seguiremos trabajando con toda normalidad (…). Reiterarles que nosotros estamos en la mejor disposición de ser el conducto o el canal para solicitar, ante las instancias correspondientes, si ellos requieren algún apoyo”. (OMAR SOTO)