Concesionarios de transporte se ponen las pilas

 

Regidores inspeccionan unidades locales y encuentran mejoras

La dirección de Servicios Concesionados, junto con varios representantes del cabildo municipal, llevó a cabo una inspección de todas las unidades del transporte público local, con el fin de identificar los avances en el mejoramiento de dicho servicio.

Hilario Durón Hernández, dio a conocer que los concesionarios han puesto de su parte realizando algunos cambios físicos y mecánicos, favorables para la atención de los usuarios.

“Ya habíamos tenido una reunión para hablar sobre las deficiencias del servicio, sobre todo porque los transportistas solicitaron al municipio descuentos en el pago de sus refrendos y siguen insistiendo con la homologación de las tarifas. Por ello nos dimos a la tarea de revisar las unidades para que los regidores consideren o no el apoyo a su petición, de acuerdo a las mejoras”, explicó.

Tras dicha inspección, en la que participó el síndico Héctor Horacio Dávila y los regidores Carlos Gómez y Arturo Nuncio, se reconoció que la mayor parte de los camiones ya se encuentran en condiciones aceptables para dar el servicio.

“Ellos han respondido bien hasta ahora. De hecho sus choferes ya están por concluir una capacitación en al UPRA, en relación al trato con la gente. Estas mejoras son también en el sentido físico de las unidades”.

Indicó que la revisión tomó en cuenta el estado de la maquinaria de cada unidad, sus exteriores, la iluminación al interior, la ausencia de grafiti, las condiciones de las ventanas, el funcionamiento de los timbres y la accesibilidad para discapacitados.

“Nos encontramos con unidades en perfectas condiciones, hay otras en las que se están haciendo arreglos para que pasen la verificación y otras definitivamente están deterioradas. Ya se hicieron señalamientos para que se corrijan poco a poco. Es cierto que una nueva unidad es un costo elevado, pero también es cierto que algunos camiones ya no pueden estar en circulación”.

Hilario Durón señaló que las rutas revisadas fueron la Blanca Estela, Mirador, Valle Poniente y Los Pinos.

“Pensamos que la mayoría están en condiciones aceptables, aunque no óptimas, y ellos se comprometieron a seguir con los cambios. Sí hay un avance, hay que reconocerlo, pero falta mucho por corregir”, finalizó. (ROBERTO FRÍAS)

Comenta aquí este artículo:

comentarios